Vulnerabilidad

    Entra la montaña y la costa, hay gran diversidad de uso del terreno y diferente exposición a la vulnerabilidad de las inundaciones
    Entre la montaña y la costa, hay gran diversidad de uso del terreno y diferente exposición a la vulnerabilidad de las inundaciones. La vulnerabilidad surge, no solamente de la magnitud o forma del evento de lluvia, sino de la exposición de la comunidad a la amenaza (imagen de LTER).

    En Puerto Rico, las inundaciones pueden ocurrir en cualquier momento del año, porque las cantidades de lluvia que dejan los fenómenos atmosféricos tropicales pueden ser de grandes proporciones.

    PRECIPITACIÓN MÁXIMA OBSERVADA EN PUERTO RICO (datos hasta 2012)
    Duración Cantidad (pulgadas) Lugar Fecha Hora
    15 min 2.00 Yabucoa 10/11/1973 1:15-1:30 pm
    30 min 3.30 Cayey 1/5/1992 5:30-6:00 pm
    60 min 5.90 El Yunque 1/5/1992 5:15-6:15 pm
    2 hrs. 8.40 Cayey 1/5/1992 5:00-7:00 pm
    3 hrs. 11.20 Cayey 1/5/1992 5:00-8:00 pm
    4 hrs. 13.90 Cayey 1/5/1992 4:00-8:00 pm
    6 hrs. 18.40 Cayey 1/5/1992 4:00-10:00 pm
    12 hrs. 19.30 Cayey 1/5/1992
    24 hrs. 23.75 Toro Negro 10/7/1985
    2 días 29.60 Adjuntas 9/13-9/14/1929
    5 días 35.99 Jayuya 10/6-10/10/1970
    30 días 65.64 Jayuya 9/11-10/10/1970
    1 año 254.00 El Yunque 1936
    Los valores de acumulación de lluvias máximas registradas en Puerto Rico reflejan cantidades impresionantes de los eventos atmosféricos que surgen del trópico (datos del Servicio Nacional de Meteorología). Se destaca el frente frío y vaguada que dieron origen al evento de Inundaciones de Reyes de 1992.
    Cuencas Hidrológicas en Puerto Rico
    Hay 134 cuencas hidrológicas en Puerto Rico, según análisis más reciente de USGS, DRNA y Junta de Planificación
    Hay 134 cuencas hidrológicas en Puerto Rico, según análisis más reciente de USGS, DRNA y Junta de Planificación. Un ejemplo: desde El Yunque discurren varios ríos, cada uno bajo su propia cuenca hidrográfica, y cada uno con sus características de desbordamiento e impacto en población o infraestructura: Río Espíritu Santo, Río Fajardo, Río Icacos, etc.

    Las inundaciones son más frecuentes en los meses de junio a noviembre, debido a que es la época más lluviosa del año, pero pueden ocurrir en cualquier momento como consecuencia de algún fenómeno atmosférico que deje lluvias fuertes en un corto periodo de tiempo.  Las características climatológicas y de relieve de nuestra isla hacen que la lluvia caiga en la parte alta de la montaña y que el agua discurra hacia la costa por medio de los ríos. El área geográfica que captura la lluvia y posteriormente se recoge en los ríos y lagos se conoce como la cuenca hidrológica. Según va cayendo el agua de lluvia sobre la tierra, va arrastrando partículas de tierra y otros materiales hacia las quebradas, ríos, lagos, humedales y agua subterránea. Hay 134 cuencas hidrológicas principales en la isla divididas en tres categorías: 54 cuencas mayores, 10 cuencas menores y 70 áreas costaneras. La cuenca hidrológica de mayor extensión territorial es la del Río Grande de Loíza, con un área de captación de 290 mi2. Cualquier alteración en la cuenca hidrológica puede aumentar la vulnerabilidad a la inundación de sus ríos y quebradas. La protección de nuestras cuencas hidrológicas es prioridad para prevenir las inundaciones.

    Si bien preocupa la magnitud del evento de lluvia, más preocupante es la exposición de una comunidad al evento de lluvia. El daño periódico de las inundaciones a los terrenos agrícolas, la infraestructura y las estructuras es significativo.  El rápido crecimiento y desarrollo urbano ha resultado en gran erosión de suelos, sedimentación de cuerpos de agua, problemas de drenajes y escorrentías urbanas afectando las cuencas hidrológicas. El terreno impermeabilizado permite que el agua llegue más rápido al cauce del río, desbordándolo en la mitad del tiempo que antes se tomaba cuando el área estaba cubierta por vegetación y absorbía agua.

    La proximidad de los ríos a las zonas urbanas es altamente preocupante por los daños a la propiedad y amenaza a la vida
    La proximidad de los ríos a las zonas urbanas es altamente preocupante por los daños a la propiedad y amenaza a la vida (imágenes de US Forest Service y periódico El Nuevo Día).
    Inundación producida por las fuertes lluvias del Huracán Irene a su paso por Puerto Rico en agosto de 2011
    Inundación producida por las fuertes lluvias del Huracán Irene a su paso por Puerto Rico en agosto de 2011 (imagen del periódico El Nuevo Día).

    Las lluvias intensas que periódicamente afectan a Puerto Rico y sus islas limítrofes causan inundaciones relativamente frecuentes y severas. La mayor parte de los valles costaneros en la Isla sufren inundaciones periódicas de gran magnitud, e inclusive los valles interiores. El Departamento de Recursos Naturales estima que en la Isla existen cerca de 300,000 cuerdas (455 millas cuadradas) de terreno sujeto a los riesgos de inundaciones, de las cuales más de 200,000 cuerdas están ubicadas en la zona costanera. Mientras que la Junta de Planificación estima que 160,000 familias, con 415,000 personas residen en áreas sujetas a inundaciones.

    Actualmente hay un enfoque estructural para controlar las inundaciones, que consiste en la construcción de canales y represas, y se basa en la idea de sacar el agua de la gente. De hecho, desde 1899, cuando unas 2,300 personas murieron ahogadas con el paso del huracán San Ciriaco, se planteó la canalización de ríos, y no fue hasta el 1941 el gobierno decidió canalizar los ríos.

    Sin embargo hay científicos que insisten en ajustar los procesos de planificación al comportamiento de los ríos, y evitar que se construya en zonas que el rio reclama como parte de su naturaleza.

    inundaciones-9

    Para entender el comportamiento de un río hace falta conocer los conceptos de cauce legal y cauce de inundación. El cauce legal del río es el espacio que ocupa durante la inundación ordinaria, que es una vez cada dos años, y ese cauce le pertenece al pueblo de Puerto Rico. El cauce de inundación va más allá. Por ejemplo, en el Río Grande de Loíza el cauce de inundación tiene diez millas. Este cauce de inundación se determina usando los mapas geológicos. Estos muestran dónde hay aluvión, o sea los sedimentos que cargan los ríos cuando se desbordan. Si se encuentra aluvión en una localidad es mejor no construir ahí porque si se inundó una vez y se inundará de nuevo en el futuro. La canalización de ríos propone construir muros de concreto para que el río no se salga de su cauce legal. El mantenimiento de estas medidas estructurales de control de inundaciones es crucial para que sea efectivos en los eventos de lluvia prolongados e intensos.

    La otorgación de permisos de construcción en zonas inundables es un proceso que ejercen las agencias de gobierno, pero la falta de ejercer su autoridad en la reglamentación o conflictos de interés han permitido que se construyan en áreas donde jamás debieron construirse casas, urbanizaciones y edificios, y que hoy sufren del problema recurrente de inundaciones. De hecho, muchas personas han expandido sus casas y las han colocado muy cercanas a estos cuerpos de agua, y en momentos de lluvia repentina el caudal sube y termina por meterse en los hogares. En muchos pueblos actualmente hay programas de relocalización voluntaria de familias desde las zonas inundables a zonas seguras.

    El factor social incrementa la vulnerabilidad a las inundaciones, pues familias de poder adquisitivo mediano y bajo son los que se han establecido y todavía se establecen en zonas inundables y terrenos de poco valor, como los propensos a derrumbes. Estas prácticas de construcción negligente no deben permitirse, y en vez de permitirse que ocurra un desparrame urbano, deben renovarse los cascos urbanos con la debida infraestructura para que mayor número de personas tenga vivienda segura.

    Una sociedad vulnerable no es una sociedad de progreso. Es normal que ocurran inundaciones, lo que no es normal es que perdamos vidas, se paralice una ciudad por las inundaciones urbanas, haya miles de millones de dólares en perdidas, y que haya perdidas recurrentes. Debemos aspirar a un Puerto Rico más seguro. Hay que entender nuestra naturaleza, protegernos de ella, planificar para ella y convivir con ella.

    Los lugares seguros para una inundaciones son los más elevados y retirados en relación a los ríos y quebradas. Los municipios de Toa Baja, Salinas, Ponce, Mayagüez, Humacao y Carolina son los más propensos a inundaciones mayores y pérdidas.

    Sin embargo, más peligroso aún es la actitud de las personas frente la amenaza de una inundación. Las actitudes de negación de que el evento de lluvias va a ocurrir, el elemento sorpresa de un evento mayor a lo esperado, la resistencia a hacer caso a las autoridades cuando se ponen vallas marcando zonas de peligro o cuando le piden que desaloje la zona inundable, o cuando uno cree que con su vehículo puede cruzar una inundación, llevan en conjunto o por separado a la muerte. La causa de muertes más altas por las inundaciones son las personas guiando a través de inundaciones con fuerte corriente de agua o porque los sorprende un golpe de agua.

    En Estados Unidos, y Puerto Rico incluido, la causa de muerte por inundación más alta ocurre por personas manejando con algún tipo de vehículo por zonas inundadas
    En Estados Unidos, y Puerto Rico incluido, la causa de muerte por inundación más alta ocurre por personas manejando con algún tipo de vehículo por zonas inundadas
    El Servicio Nacional de Meteorología tiene una agresiva campaña llamada “Turn Around, Don’t Drown” o “Da la vuelta, no te ahogues”
    El Servicio Nacional de Meteorología tiene una agresiva campaña llamada “Turn Around, Don’t Drown” o “Da la vuelta, no te ahogues” para crear consciencia para no cruzar áreas inundadas.

    Es importante que sepas, que bajo ninguna circunstancia, debes cruzar un área inundada. Si tienes alguna necesidad o tienes que ir a un lugar para la cual tendrías que pasar por el lugar que está inundado, llama o contacta de inmediato a un adulto o a las autoridades correspondientes de la situación y da el mensaje de que no puedes cruzar. Busca una ruta alterna, aunque te demores más tiempo. No te aventures a cruzar, porque las consecuencias pueden ser peligrosas. Seis pulgadas de agua con corriente fuerte sobre un vehículo, es capaz de arrastrarlo sin control, y puedes morir ahogado. Es mejor llegar tarde, a nunca llegar.

    Mapas de Zonas Inundables

    Los mapas de inundaciones presentan las áreas vulnerables a la inundación. Estos mapas se han revisado al 2007. Consisten de 219 paneles o imágenes en las que se utilizaron fotografías aéreas digitales y que reflejan de forma detallada los cursos de agua y configuración de las costas. Su exactitud es vital para reducir el potencial de pérdida de vidas, los costos de seguros y evitar que fenómenos naturales se conviertan en desastres. Es importante que sepas que en la región del karso hay sumideros bloqueados con sedimento y basura, y cuando llueve pueden ocasionar que carreteras y comunidades se inunden y no aparecen en los mapas necesariamente.

    mapas-de-tasas-de-seguros-de-inundaciones
    En los mapas de tasas de seguros de inundaciones de la Junta de Planificación, uno puede localizar el cuadrante de interés y buscar las áreas vulnerables.
    mapas-de-inundaciones
    Los mapas de inundaciones definen las zonas de susceptibilidad a las inundaciones. Cada zona de inundabilidad establece donde se puede o no se puede construir de acuerdo a la posibilidad de inundación. Cada mapa se puede ajustar a la necesidad del proyecto, y en este ejemplo, es el mapa del Río Grande Arecibo (imagen cortesía de AEE/FEMA).

Leave a Comment