Prepárate para una Sequia

Sequías
Los agricultores sufren grandes pérdidas cuando hay una sequía (imagen de GETTY).

La sequía es una amenaza silenciosa, que avanza gradualmente. Si no estás preparado, puede resultar muy difícil de manejar, especialmente cuando anuncien el racionamiento del preciado liquido. El agua es nuestra sustancia de vida. En todo momento hay que ser prudente en su uso, sin malgastarla en la residencia o en el negocio. Estas medidas son de conservación de agua (recomendaciones de la AAA):

En el Exterior

  • Riega el jardín solo cuando sea necesario. Para saberlo, pisa el césped. Si se vuelve a levantar cuando saques el pie, no necesita agua. Si tienes rociadores automáticos, controla el riego. De hecho, acomoda los rociadores para que el agua caiga sobre el césped o jardín y no hacia las aceras o la calle. En tiempo seco, riega con manguera.
  • Minimiza la evaporación del agua regando tus plantas temprano en la mañana, cuando las temperaturas son más bajas y los vientos más livianos.
  • Mientras laves el automóvil, no dejes corriendo el agua de la manguera. Usa un cubo con agua y enjuaga rápido con una manguera al final.
  • Repara las fugas de los grifos y las uniones de las tuberías.
  • No "barras" la acera o marquesina con la manguera. Límpialas con escoba. Ahorras 80 galones de agua cada vez.
  • Mantén los desagües limpios de hojas y escombros.
  • Si tienes piscina, cúbrela para disminuir la evaporación.
  • Usa un cubo o zafacón para recoger el agua de lluvia proveniente de los desagües para que la puedas reutilizar.
  • Adorna el jardín con plantas que necesiten menos agua.
  • Pon una capa de viruta orgánica (mulch) alrededor de las plantas para reducir la evaporación y ahorrarás cientos de galones de agua al año.
  • Dirige los canales y desagües del techo hacia los arbustos y árboles, o recoge esa agua y úsala para regar tus plantas.
  • No podes la grama demasiado. Una grama más alta protege las raíces y conserva mejor la humedad del terreno.
  • Lava tu carro sobre la grama, aprovecha el agua para ambos fines.
  • Limita el lavado del carro. Utiliza un cubo con agua y jabón para enjabonarlo y la manguera con pistero para enjuagarlo.
  • Recicla el agua de los desechos de la lavadora para regar las plantas o limpiar el piso de la casa y el carro.
  • Usa una manguera con pistero y ahorrarás más de 100 galones cada vez. Una manguera abierta desperdicia hasta 10 galones por minuto.
  • Baña a tus mascotas en un área del jardín que necesite agua.

En el Interior

  • Instala cabezales de ducha para ahorrar agua o válvulas reguladoras del flujo.
  • Dúchate bien rápido. Ahorras hasta 1,000 galones al mes. Una ducha abierta durante 10 minutos gasta 26.5 galones de agua.
  • No dejes corriendo el agua de la pluma esperando que se caliente o enfríe. Si la vas a enfriar, usa el refrigerador, y si la vas a calentar, usa el microondas o la estufa.
  • No descongeles los alimentos congelados dejando correr el agua. Planifica de antemano colocando los artículos congelados en el refrigerador de la noche a la mañana o descongélalos en el microondas. Se desperdicia casi 3 galones de agua por minuto con la pluma totalmente abierta.
  • Al fregar, usa poco detergente y abre la pluma sólo para sacarle el jabón a los utensilios. No dejes el agua correr mientras enjabonas o enjuagas
  • Instala aireadores de fregaderos que reducen la cantidad de agua por minuto y aumentan la presión.
  • Usa tu lavadora de platos o de ropa sólo con tandas llenas, podrías ahorrar 1,000 galones al mes. Cada ciclo consume 32 a 50 galones de agua; usa poco detergente.
  • Lava tus frutas y vegetales en un recipiente parcialmente lleno de agua en vez de hacerlo bajo la pluma.
  • Usa el mismo vaso durante el día, para que ahorres agua en el fregado.
  • Verifica las llaves de paso y arréglalas. Es sencillo, barato y puedes ahorrar 140 galones a la semana.
  • Bota pañuelos desechables y algodones en el cesto de la basura en vez de echarlos en el inodoro y estarás ahorrando agua por galones.
  • Echa colorante de comida en el tanque del inodoro. Si se colorea el agua en la taza, tu inodoro tiene una salida de agua. Arréglalo y podrías ahorrar más de 600 galones al mes.
  • Si tu inodoro es de antes del 1980, coloca un galón plástico lleno de agua dentro del tanque para controlar la cantidad de agua que se usa en cada descarga. Asegúrate que no interfiera con los mecanismos del tanque.
  • Ponle el tapón a la bañera antes de abrir la pluma, luego ajusta la temperatura mientras se llena la bañera, pero nunca la llenes a capacidad.
  • Si tu ducha llena un cubo de un galón de agua en menos de 20 segundos, instala un cabezal de ducha de flujo reducido (low flow). Te ahorra hasta 500 galones a la semana.
  • Cierra la pluma al cepillarte los dientes, y ahorra 4 galones de agua por minuto. Eso equivale a 200 galones a la semana para una familia de cuatro miembros.
  • Si la cierras mientras te afeitas, ahorrarás más de 100 galones a la semana.
  • Cierra la ducha mientras te enjabonas y te aplicas el champú o acondicionador y ahorra más de 50 galones a la semana.
  • Al cambiar el agua de tu pecera, usa la anterior para regar las plantas. Es agua rica en nitrógeno y fósforo, que provee un fertilizante eficiente y gratuito. Así ahorras los galones de capacidad que tenga tu pecera.

Leave a Comment