Prepárate para un Terremoto

El movimiento de la tierra que causa un terremoto no es la principal causa de muertes o heridas. Gran parte de las muertes y/o heridas son causadas por la caída de objetos, escombros, lámparas, o el colapso parcial de las estructuras. Todo se puede mover, caer o romperse. Eso puede evitarse si somos cuidadosos en como acomodamos o sujetamos los objetos cerca de donde dormimos, estudiamos o trabajamos, y si en las edificaciones, un ingeniero y arquitecto están a cargo del diseño y construcción, pues ellos siguen los códigos de construcción de Puerto Rico. Ya que no se avisa de la ocurrencia de un terremoto, debes saber qué puedes hacer para prevenir daños y cómo actuar para proteger tu vida. Es importante que conozcas que un terremoto de gran magnitud puede afectar a Puerto Rico en cualquier momento y hay que estar preparado.

¿Resistirá un terremoto la casa o edificio donde vivo?

Si tu residencia fue diseñada siguiendo los códigos de construcción después de 1987, y no está ubicada en terrenos blandos como los de las costas o en las laderas de las montañas, debe resistir.

Lugares Seguros

Debajo de muebles pesados como mesas (sin tope de cristal), escritorios, camas, arcos, paredes interiores, pasillos, debajo de escaleras fuertes, dentro de un baño (lejos de ventana y objetos colgantes).

Lo que puede caer

  • Muebles altos y pesados como libreros, tablillas, muebles de televisor o de música, unidades modulares, etc.
  • Cuadros, marcos de fotos y espejos
  • Calentador de agua
  • Enseres eléctricos
  • Plantas colgantes
  • Computadoras, impresoras y televisores
  • Lámparas o elementos de luces
  • Abanicos de techo
  • Cristales y ventanas
  • Objetos pesados que están en tablillas
  • Objetos que están en gabinetes de cocina
  • Plafones de techo y elementos de techos
  • Archivos de oficina

Lo que debes hacer

  • Tus muebles y tablillas deben estar fijados a la pared. Hay que sujetar también los muebles y equipos que tengan ruedas al piso, y si es posible elimina las ruedas.
  • Utiliza material tipo Velcro para adherir los televisores, las computadoras, impresoras y adornos a los muebles o tablillas.
  • No pongas lámparas, cuadros, tablillas con objetos ni espejos encima de las camas.
  • Mantén despejada la salida de los cuartos y la salida de emergencias de la residencia.
  • Mantén una linterna con baterías y pitos al lado de las camas.
  • Coloca un extintor de incendios, herramientas, primeros auxilios, comida no perecedera, radio portátil y agua embotellada en un lugar accesible y que sea conocido por todos.
  • Haz copias de tus documentos importantes al igual que haz un “backup” de tu computadora en un lugar alterno a tu residencia.
  • Practica en tu casa haciendo un simulacro de terremoto. Identifica con tu familia los lugares más seguros de cada habitación, y en caso de separarse, cuál sería el lugar de reunión.
  • Habla con tu familia sobre lo que pueden sentir física o emocionalmente.
  • En tu llavero, ponle una pequeña linterna y/o pito.
  • En tu celular instala la aplicación de flashlight e instala aplicaciones de rastreo de emergencias para la familia (ejemplo: Life360)

Durante el terremoto

  • Apenas podrás moverte, así que identifica de inmediato el lugar seguro.
  • Dentro de una estructura, métete debajo de una mesa o escritorio. Agárrate fuertemente a sus patas para que no se deslice. Si no hay donde protegerte, agáchate, cubre tu cara y cabeza con tus brazos, y en cuclillas llega y quédate contra la pared interior de la estructura. Si estás en la cama, y no te da tiempo a refugiarte, ponte la almohada encima de tu cara o cabeza.
  • No salgas corriendo. Espera a que el temblor termine y luego sal de la estructura si hay daños.
  • Si vives en un apartamento, sentirás el edificio moverse, pero no te asustes que ese movimiento es normal de acuerdo a las ondas sísmicas. Será mayor el movimiento, mientras más alto en el edificio estés. No uses los elevadores, sino las escaleras.
  • Si estás en el exterior, muévete lejos de edificios, árboles, semáforos, postes y tendido eléctrico.
  • Si estás en el carro, deténte y estaciona tan pronto puedas hacia la orilla de la calle o carretera. Evita parar cerca o debajo de edificios, árboles, debajo de puentes, postes o tendido eléctrico. Quédate dentro del carro y agáchate en el piso de los asientos.
  • Es posible que las alarmas de edificios, carros y el sistema de riego para fuego se activen durante un terremoto.

Después del terremoto

  • No te desesperes. Piensa con calma por un momento para que puedas hacer buenas decisiones.
  • Busca ayuda o presta ayuda, sólo si sabes cómo hacerlo.
  • Trata de inmediato de contactar o dejar mensaje a algún un familiar (si es posible fuera de P.R.) con tu celular, según tu Lista de Emergencias, para que sepan dónde estás y si estás bien. No hagas llamadas innecesarias. Usa mensaje de TEXTO preferiblemente.
  • Dentro de la residencia, si detectas escape de gas, cierra la válvula principal si puedes, abre las ventanas y sal de inmediato.
  • Si estás en el carro, no trates de guiar sobre puentes que tal vez hayan recibido daños, y maneja con cuidado por los escombros que te encontrarás en el camino. No uses el carro si no es necesario. Deja las calles libres para los vehículos de emergencias.
  • Si has quedado atrapado debajo de escombros, no enciendas fósforos ante los posibles escapes de gas. Muévete con lentitud, sólo si te es posible. Evita regar el polvo de los escombros de la edificación que pueden sofocarte. Trata de cubrir tu boca y nariz con un pedazo de tela de la ropa. Usa tu pito, y si no, dale a los tubos o paredes cercanas para que los rescatistas puedan llegar a ti. Grita sólo si es extremadamente necesario, porque cuando gritas inhalas grandes cantidades de polvo que son peligrosos.
  • Si estás cerca del mar, hay posibilidad de tsunami. Hayas escuchado o no el aviso o las sirenas, aléjate de inmediato de la playa o muévete a un sitio alto y seguro. Si estás en el carro, sal cuando finalice el temblor, y busca moverte al lugar más alto y lejos del mar.
  • Si estás en alta mar navegando, no regreses a puerto hasta conocer el estado de la marina o instalación portuarias pues pueden haber sufrido daños. Los botes estarán seguros a más de 200 brazas (1,200 pies o 400 metros) de la costa. De ninguna forma trates de sacar tu embarcación hacia aguas profundas si ya se emitió el aviso de tsunami.
  • Es posible que no haya información de inmediato a través de radio o televisión. Busca los lugares donde mayor congregación de personas haya, y espera que las autoridades den instrucciones.
  • No regreses a tu hogar si observas daños en la misma, pues pueden haber réplicas de temblores, que son comunes después de un terremoto fuerte.
  • Si la estructura de tu residencia no sufrió daños mayores, al regresar evalúa los posibles daños en el exterior e interior con calma, abriendo los closets y gabinetes con cuidado, y apaga el servicio de agua, gas y de energía. Documenta los daños si te es posible para futuras reclamaciones al seguro.
  • Si la estructura de tu residencia sufrió daños mayores, al regresar deja un mensaje escrito para que sepan dónde estás y cómo conseguirte.

Triángulo de la Vida

Durante un terremoto la recomendación es colocarse DEBAJO de un mueble, pero si no hay un mueble, y no queda otra alternativa, entonces colócate al lado del mueble
Durante un terremoto la recomendación es colocarse DEBAJO de un mueble, pero si no hay un mueble, y no queda otra alternativa, entonces colócate al lado del mueble. Entiende que estás en riesgo cuando te colocas al lado de un mueble, al dejar expuesto tu cabeza y pecho a lo que le pueda caer encima.

El consenso de las comisiones de seguridad sísmica a través del mundo es: “Agacharse, Cubrirse y Sujetarse" como medida de protección más segura en caso de un terremoto. Solo en el caso que no haya un mueble firme debajo del cual colocarse (por ejemplo: que esté cerca de la nevera, lavadora/secadora o porque le resulte difícil colocarse debajo de la cama), el concepto del triángulo de la vida entonces es recomendable. Según el Dr. José A. Martínez Cruzado, Profesor del Departamento de Ingeniería Civil y Director del Programa de Movimiento Fuerte en el Recinto Universitario de Mayagüez “colocarse en cuclillas debajo de un mueble fuerte, digamos un escritorio, mesa de metal o de buena madera y sujetar las patas del mueble es una práctica insuperable, pues no sólo impide que el techo de la estructura caiga encima (suponiendo que el mueble es suficientemente fuerte como para soportar el techo) sino que te cubre de la caída de objetos pesados como pueden ser libreros u objetos en libreros, cielos rasos, lámparas, etc. Si en vez, te colocas al lado del mueble, impides que tal vez (porque eso no se sabe) el techo te caiga encima, pero no impide que otros muebles u objetos pesados o parte del techo caigan sobre ti.” Se sugiere particular cuidado con los enseres eléctricos porque pueden ser inestables, y al moverse (especialmente si tienen ruedas) atrapan y lastiman a una persona.

Fotos tomadas en una escuela después del terremoto en Cariaco, Venezuela.
Fotos tomadas en una escuela después del terremoto en Cariaco, Venezuela. El terremoto de Cariaco tuvo magnitud de 6.8 a una profundidad de 20 km el 9 de julio de 1997. En la primera foto se puede apreciar que el área debajo del escritorio es más segura que alrededor del mismo. En la foto inferior se desplomó un piso superior y el techo del mismo fue detenido por los escritorios. El área debajo de los escritorios permaneció intacta y libre de escombros (Fotos por el Dr. José A. Martínez Cruzado).

Prepárate en la Escuela

Es muy importante realizar Simulacros de Terremotos en nuestras escuelas - Foto: Ada Monzón
Es muy importante realizar Simulacros de Terremotos en nuestras escuelas (foto de Ada Monzón).

En cada salón de clases, al igual que en tu casa, cada estudiante debe tener una mochila de emergencias. En esta mochila debes incluir:

  • 2 Botellas de agua
  • Equipo pequeño de primeros auxilios
  • Comida no perecedera
  • Linterna con baterías
  • Radio portátil con banda del tiempo de NOAA
  • Medicamentos, espejuelos, y artículos personales
  • Pañitos desechables
  • Pito
  • Marcadores
  • Libreta
  • Guantes de seguridad
  • T-shirt
  • Lista de Contacto en Caso de Emergencia

ESTUDIANTES

Si te encuentras en la escuela, es importante que no salgas corriendo. Fíjate en tu alrededor y busca refugio en donde puedas proteger tu cabeza y lejos de objetos que te puedan caer encima.

Si estás dentro del Salón de Clases, cuando empiece a temblar, métete de inmediato debajo de tu pupitre. Aléjate de áreas de cristal o espejos.

Si estás cerca de algún librero o anaquel que no esté fijado a la pared, muévete con tu pupitre lo más lejos posible.

Si estás en la cancha, aléjate de los postes y canastos. Si las gradas son de metal no te escondas debajo de ellas pues si les cae algo encima de seguro no sostendrán el peso.

Si estás en un pasillo, aléjate de los “lockers” o casilleros. y busca el área de las escaleras ya que usualmente son una de las áreas más fuertes y sólidas de la estructura.

Si no hay donde protegerte, agáchate, cubre tu cara y cabeza con tus brazos, y en cuclillas llega y quédate contra alguna pared interior de la estructura. Aléjate de paredes con ventanas pues no son paredes de sostener carga por lo que pueden colapsar. También si las ventanas son de cristal pueden romperse sobre ti.

Si estas en un sillón de ruedas, quédate en él, y trata de esquivar los objetos que puedan estar cayendo. Aplica el freno y cubre tu cabeza con los brazos.

Si estás en la cafetería o comedor, aléjate de la cocina, estufas y tanques de gas, ya que pueden incendiarse. Colócate debajo de las mesas o de las sillas.

Después del terremoto

  • Toma un tiempo corto para analizar tu curso de acción.
  • Sigue las instrucciones de tus maestros o líderes de la escuela.
  • No corras, y no uses ascensores para salir de la estructura, sino las escaleras.
  • No toques cables caídos ni tendido eléctrico.
  • Lleva tu mochila de emergencia si te es posible recogerla.
  • Pueden ocurrir más temblores, por lo tanto no salgas a curiosear y coopera con las autoridades de tu escuela y los que trabajan en la emergencia.

MAESTRO(A)S

Usted estará a cargo de sus estudiantes.

Practique simulacros cada semestre.

Tenga las mochilas de emergencia preparadas en un lugar del salón.

En su mochila, tenga el listado de estudiantes de su salón hogar con el teléfono de contacto de sus padres.

Participe de adiestramientos de manejo de emergencias y de educación en desastres.

Durante el terremoto

  • De instrucciones firmes a sus estudiantes para que no corran y busquen un lugar seguro.
  • Protéjase de inmediato en un lugar seguro.
  • Espere a que finalice el temblor.
  • Congregue a sus estudiantes y busque la ruta de salida más segura.
  • Si es posible, los estudiantes deben llevar las mochilas de seguridad.
  • Si hay estudiantes heridos, trate de notificar a los líderes sobre las situaciones surgidas.
  • Vaya al lugar de reunión identificado en el plan de emergencias.
  • Si su escuela está en zona de peligro de tsunami, vaya al lugar designado de inmediato.
  • Espere las instrucciones de los oficiales de manejo de emergencias.

DIRECTOR(A) DE ESCUELA

Conozca cuál es el riesgo de su escuela en términos estructurales y de ubicación.

Con su Oficina Local de Manejo de Emergencias organice un comité y desarrollen, escriban, y den a conocer a todos los empleados y padres de la escuela el plan de terremotos.

Lleve a cabo los simulacros con los maestros y estudiantes una vez al semestre.

Fomente la educación, en todos los niveles, de preparación para terremotos y tsunami.

Durante el terremoto

  • Protéjase de inmediato
  • Cuando termine el temblor, determine las rutas de desalojo, y ejecute el plan de acción
  • Usted y las personas que usted designe, serán los líderes en el proceso de desalojo y determinarán las ayudas de emergencia.

PADRES

Habla con tus hijos - Conversa sobre la posibilidad de un terremoto o maremoto en tu residencia y en la escuela. Contribuye a que se sientan más seguros.

Prepara tu Plan de Emergencias - Es importante que todos en la familia participen de la creación de un plan de emergencia y sepan cómo reaccionar ante la situación. Los niños deben participar en la preparación del plan familiar, así les ayudas a sentir más confianza y control.

Practica - Ensayen el plan ayuda a que el niño, ante una situación de mucho estrés y temor, pueda recordar lo que tiene que hacer y tomar las medidas para protegerse. Cuando ocurre un terremoto, la mejor protección es saber qué esperar y qué hacer.

Memoriza - Ayúdalos a memorizar información familiar de importancia (nombres, apellidos, dirección, números de teléfono de sus padres y los de emergencia)

Durante el Terremoto

  • Mantén el control y Protégete-Es normal sentir miedo o angustia, pero como adulto debes tomar control, dar instrucciones firmes de buscar lugar seguro y afrontar la situación con calma y confianza. Ante los niños y adolescentes es importante mantener una actitud positiva y optimista. La forma en que los adultos reaccionan y hacen frente a una situación de emergencia, afecta la forma cómo reaccionan los niños.

Después del Terremoto

  • Presta atención - Observa y atiende las necesidades emocionales de los niños, en especial a su comportamiento.
  • Habla - Es importante mantenerlos informados de lo que está ocurriendo y lo que van a hacer como familia. Cuando a los niños no se les mantiene informados, ellos tienden a imaginar que la situación es más severa, o que algo terrible le ocultan. El no explicarle lo que sucede, crea más incertidumbre, confusión, miedo y desconfianza. La información que se le brinde debe ser apropiada a la edad. Se optimista, háblales de cómo la situación va a mejorar.
  • Escucha - Ayúdalo a expresar sus sentimientos y sus temores. Muchos niños se sienten más cómodos dibujando. Permítele hacer muchas preguntas. Entiende sus temores y valida sus sentimientos. Un niño que está ansioso puede ver la situación más grave de lo que los adultos la ven.
  • Apóyalo - Demuéstrale mucho amor. Continuamente dale abrazos y besos. No lo regañes o le des por llorar.
  • Rutina - Regresa a la rutina lo antes posible. Aun si estás fuera de tu hogar, puedes seguir ciertos rituales como leer un cuento antes de dormir. Eso ayudará al niño a tener un sentido de que la situación va a mejorar, de que vuelven a la “normalidad.”
  • Apaga la televisión o el radio - Limítale su exposición a las noticias. Observar continuamente estas imágenes en televisión o escuchar personas llorando o ansiosas, les aumenta la ansiedad y el miedo.

Referencia:

Comentarios (2)



Escrito por Hilda Mejias

En 13 Enero 2014
Responder

Muy Buena informacion



Escrito por Rosa Franco

En 13 Enero 2014
Responder

Si somos extrajeros no tenemos familia en el pais como coordinamos un punto de encuentro?

Deja tu comentario