Observación y Pronóstico

El pronóstico del tiempo en el invierno toma en cuenta la climatología de la zona. Las tormentas de invierno pueden afectar todas las áreas de los Estados Unidos, incluyendo el sur y los desiertos del suroeste. La disponibilidad general de aire frío que surge desde el Ártico hace que las tormentas de invierno en las latitudes medias sean una ocurrencia común en varias regiones del país.

Radar

Radar
Imagen del Radar que muestra tres tipos de precipitación: Nieve (azul), Mixta-Agua nieve, balitas de nieve o lluvia congelada (rosado), Lluvia (verde) (Imagen de boston.com)

Los radares son también recursos muy útiles, especialmente para determinar como la precipitación se está moviendo y así tener una idea de los lugares que puede afectar. Los diferentes tipos de precipitación como nieve, granizo, etc. pueden ser detectados con la tecnología de los radares doppler, sin embargo deben ser complementados con observaciones de superficie, es decir estaciones meteorológicas. Esta situación es particularmente importante analizando aguanieve o lluvia congelada en el radar. Las estaciones meteorológicas son primordiales para determinar la temperatura en la superficie, temperatura de rocío, la dirección y velocidad del viento, como la cantidad de precipitación que está cayendo, siempre y cuando éstas estaciones estén preparadas para medir precipitación no liquida.

Modelos

Modelos
Usando modelos se pueden pronosticar patrones de temperaturas frías (imagen de WW2010).

Los meteorólogos utilizan todos los recursos que tienen a bien para hacer un pronóstico certero. Uno de los recursos más utilizados son los modelos de computadoras. Estos modelos son ecuaciones matemáticas que definen el movimiento de aire en la atmósfera. Mediante el uso de computadoras muy rápidas y poderosas, se pueden identificar los panoramas de precipitación y temperaturas en el día o la noche, y así determinar el pronóstico de una tormenta invernal. Existen varios modelos de computadoras, y cada uno de ellos se codifica con diferentes ecuaciones, es por eso que los modelos pueden variar significativamente en lo que predicen. Cabe destacar que los meteorólogos trabajan incansablemente para mejorar estos modelos, que son de tanta ayuda al hacer pronósticos. Por ejemplo, supongamos que un modelo proyecta que una tormenta de invierno se moverá sobre los Grandes Lagos, mientras que un segundo modelo tiene el mismo sistema invernal hacia la costa del Atlántico. En este caso, el meteorólogo tendrá que utilizar su educación y experiencia para decidir cuál modelo es el mejor pronóstico para esa situación y luego seguir cómo esa tormenta evoluciona. Hay que analizar cuidadosamente los resultados obtenidos y hacer un buen pronóstico.

Satélites

Satélite
Imagen de satélite MODIS que muestra extensión de acumulación de nieve con tormenta invernal ente Tennessee y Georgia.

Los satélites son sensores que se encuentran el espacio y continuamente están enviando imágenes de nuestro planeta a computadoras localizadas en la Tierra. Se puede hacer una comparación muy sencilla sobre los satélites, son como “cámaras especiales” que continuamente están tomando fotos de nuestro Planeta. Estas imágenes son muy importantes ya que podemos ver como están evolucionando las nubes, y como es el movimiento de éstas en las diferentes capas de la atmósfera.

Radiosondas

Radiosondas
Un radiosonda es un instrumento que se eleva en altura con la ayuda de un globo que ha sido previamente lleno de hidrógeno. Este instrumento hace una muestra constante de la atmósfera mientras sube hasta que el globo 'explota' aproximadamente a 100,000 pies de alto (imagen de UCAR).

Por último, se utilizan radiosondas. Las radiosondas son un conjunto de sensores que se envían para que hagan un muestreo del estado de la atmósfera en un tiempo determinado. El Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos (NWS por sus sigas en inglés), lanza estas sondas dos veces al día. Estos sensores miden la velocidad y dirección del viento, temperatura, punto de rocío y presión atmosférica con la altura. Por ejemplo, la temperatura a nivel de la nube de 6,000-7,000 pies puede ser un factor importante para determinar el tipo de precipitación de una tormenta de invierno se producirá. Los meteorólogos utilizan estos datos, sus conocimientos y experiencias para determinar si las condiciones son favorable o no para el desarrollo de las tormentas invernales y los tipos de precipitación que se pueden esperar.

Boletines de Alerta

Los Avisos, Vigilancias y Advertencias para las tormentas invernales son emitidas por las oficinas locales de parte de Servicio Meteorológico Nacional.

Perspectiva de Tormenta Invernal

Se trata de un comunicado emitido cuando existe la posibilidad de una tormenta de invierno con 3 a 5 días de adelanto. Está destinado a ayudar a las personas con sus planes de largo alcance. La exactitud de la predicción puede ser limitada.

Vigilancia de Tormenta Invernal

Una Vigilancia se emite entre 12 -36 horas antes de que el tiempo de invierno peligroso comience. Cuando la tormenta es inminente, o tiene una alta probabilidad de que ocurra, la Vigilancia se actualiza a un "Aviso".

Aviso de Tormenta de Nieve y Ventiscas

Este boletín se emite cuando hay una combinación de vientos o ráfagas más fuertes de 35 mph y poca visibilidad debido a la nieve que sopla o cae. Estas son las tormentas de invierno más peligrosas y pueden ser especialmente peligrosas cuando se combina con temperaturas inferiores a 10ºF.

Aviso de Tormenta Invernal

Se emite cuando se espera que ocurra una combinación peligrosa de nieve, lluvia congelada o aguanieve en las próximas 12 horas.

Leave a Comment