Prepárate para un Derrumbe

Derrumbes
Terrenos cercanos a ríos o sobre sumideros son altamente vulnerables a derrumbes. No construyas tu residencia en esta zona (imagen de FEMA).

La vulnerabilidad a los peligros de los derrumbes de tierra es una función de la ubicación, tipo de actividad humana, el uso y frecuencia de estos eventos. Los efectos de derrumbes en las personas y las estructuras pueden ser disminuidos evitando áreas con riesgo de derrumbes o restringiendo, prohibiendo o regulando las actividades que se podrían realizar en la zona de peligro.

Derrumbe en Rio de Janeiro
Derrumbe en Río de Janeiro, Brasil, 2010 (imagen por redemergencias.blogspot.com).

Los gobiernos locales pueden reducir los efectos de derrumbes de tierra a través de políticas estrictas y reglamentos sobre el uso del terreno. Los ciudadanos pueden reducir su exposición al riesgo por medio del estudio de la historia geológica del lugar en particular y buscando información en las distintas oficinas gubernamentales, tanto municipales como estatales. También se pueden obtener los servicios profesionales de un geólogo, o un ingeniero civil, quien puede evaluar adecuadamente el riesgo potencial de un lugar.

El peligro de derrumbes se puede reducir evitando la construcción en laderas empinadas y deslizamientos ya existentes, o mediante la estabilización de las laderas. La estabilidad aumenta cuando se evita que el agua subterránea suba a la superficie mediante una o más de una de las siguientes técnicas:

  1. cubriendo el área con una membrana impermeable,
  2. redirigiendo el agua de la superficie lejos del lugar de derrumbe
  3. drenando el agua subterránea lejos del lugar del derrumbe
  4. minimizando el riego de superficie.

La estabilidad de la pendiente también aumenta cuando una estructura de retención y/o el peso de una berma o calzada de suelo/roca se coloca al pie del derrumbe, o cuando la masa se elimina de la parte superior de la ladera. No obstante, la manera más eficaz y segura es no construir en lugares vulnerables a derrumbes.

Deslizamientos Causas y Soluciones
Alternativas para controlar los efectos de los derrumbes (imagen de eluniverso.com).
Muro de gaviones para controlar derrumbes
Muro de gaviones para controlar derrumbes (imagen de USGS).
Malla de alambre colocada sobre una ladera rocosa para contener las rocas
Malla de alambre colocada sobre una ladera rocosa para contener las rocas que pueden derrumbarse hacia la carretera 10 entre Adjuntas y Ponce, Puerto Rico (imagen de Ada Monzón).

Reconoce las señales de advertencia de un derrumbe de tierra:

letreros que indican zonas propensas a derrumbes
En las carreteras hay letreros que indican zonas propensas a derrumbes para que el conductor no pare o estacione (imagen de Ada Monzón).
  • Ocurren cambios en el terreno, como los patrones de descenso del agua de lluvia en los declives (en especial en los lugares donde el agua converge), hay movimiento de tierra, pequeños deslizamientos, flujos o árboles que se inclinan progresivamente.
  • Las puertas o ventanas se atascan o atoran.
  • Aparecen grietas en el yeso, mosaico, ladrillos o cimientos.
  • Las paredes externas, los corredores o escaleras empiezan a separarse del edificio.
  • Aparecen grietas que avanzan y se hacen más anchas poco a poco en el suelo o en las áreas pavimentadas, como las calles o los senderos de entrada.
  • Las tuberías subterráneas de los servicios públicos se rompen.
  • El terreno se vuelve abultado en la base de un declive.
  • El agua irrumpe o brota a través de la superficie del suelo en lugares nuevos.
  • Las cercas, los muros de contención, los postes de los servicios públicos o los árboles se inclinan o se mueven.
  • Se oye un leve sonido retumbante que va aumentando de volumen a medida que el derrumbe de tierra se acerca.
  • El terreno se inclina hacia abajo en una dirección y puede comenzar a moverse en esa dirección bajo sus pies.
  • Los ruidos fuera de lo común, como árboles que crujen o rocas que chocan, podrían indican un movimiento de escombros.
  • Al conducir, puede verse el pavimento hundido, lodo, rocas caídas y otras indicaciones de un posible desprendimiento de escombros (los terraplenes al lado de las carreteras son especialmente susceptibles a los derrumbes de tierra).

 

ANTES de que ocurra un derrumbe

  • Evita hacer rellenos o cortes en terrenos de pendiente fuerte. No excaves la base de laderas empinadas.
  • No compres, alquiles o construyas en zonas propensas a derrumbes.
  • No hagas cortes en las montañas si no se está totalmente seguro de la resistencia de la ladera.
  • No dejes que el agua se filtre hacia el interior de la montaña. Es preferible que abras zanjas, drenajes, alcantarillas que permitan el desagüe ordenado del agua.
  • Si vives en una zona con pendiente empinada, asegúrate de que tu casa y la de tus vecinos estén firmemente construidas para evitar que en un futuro caigan unas encima de otras o barranco abajo.
  • Si tienes un talud alrededor de tu propiedad, recuerda que la tierra puede desprenderse, caer sobre tu residencia o hacerla inestable, y debes tomar medidas de control. Busca la recomendación de ingeniero.
  • Protege las zonas cercanas a los nacimientos de agua, arroyos y quebradas sembrando plantas y árboles que eviten la erosión.
  • No amontones basura o desechos en suelos de pendiente porque podrían tapar desagües y hacen que el agua se filtre, lo que da inestabilidad a los terrenos.
  • No permitas el uso de explosivos en terrenos propensos a derrumbes.

 

DURANTE un derrumbe

  • Evita el pánico, es tu principal enemigo.

Si estás en el interior:

  • Permanece adentro. Protégete bajo un mueble sólido como una mesa.

Si estás en el exterior:

  • Aléjate de la trayectoria del derrumbe.
  • Dirígete rápidamente a un lugar alto que esté cerca y fuera de la trayectoria del derrumbe.
  • Si las rocas o escombros están acercándose, busca refugio ya sea cerca de un grupo de árboles o en un edificio.
  • Si no puedes escapar, agáchate y protege tu cabeza.

Si estás dentro de un carro:

  • Vira y toma otra dirección.
  • Si el auto se detiene o se atasca, abandónalo de inmediato, y sube a un lugar estable y seguro.
  • Si puedes divisar el deslizamiento en la carretera, avisa a otros conductores y a las autoridades respectivas.
  • No intentes cruzar el área afectada. Aléjate del lugar ya que pueden seguir cayendo materiales y escombros sobre los sectores aledaños.

 

DESPUÉS de un derrumbe

  • Mantente alejado del área de derrumbe, ya que pueden ocurrir derrumbes adicionales. Recuerda que pueden formarse inundaciones también con el evento de lluvias.
  • No muevas a las personas lesionadas, a no ser que estén en peligro de sufrir nuevas heridas.
  • Si es posible, colabora en las labores de rescate.
  • Si no has sufrido daños, sé solidario, y presta, junto con tu familia, refugio temporal a un afectado.
  • Sigue al pie de la letra las instrucciones ofrecidas por las autoridades y personal de primeros auxilios/emergencia.
  • No utilices servicios públicos como transporte, teléfonos, hospitales, si no es estrictamente necesario.
Cuidado con los Derrumbes
Cuidado con los Derrumbes (imagen de Cruz Roja Colombiana).

Deja tu comentario