¿Qué son los huracanes?

Huracán Isabel mientras pasaba al norte de Puerto Rico en el 2003. Compara las dimensiones de este fenómeno con Puerto Rico. (NOAA)

Huracan Isabel 2003
Huracán Isabel mientras pasaba al norte de Puerto Rico en el 2003. Compara las dimensiones de este fenómeno con Puerto Rico. (NOAA)

Ciclones Tropicales

Los huracanes son los fenómenos atmosféricos más violentos de nuestra naturaleza. Son un proceso natural del planeta Tierra para transportar el exceso de energía del área tropical a las regiones más frías.

Visto desde el satélite, estos remolinos o espirales gigantes de nubes y fuertes vientos alcanzan velocidades de más de 74 mph desplazándose sobre la superficie marina del océano hasta que tocan tierra o mueren sobre aguas más frías en las latitudes medias o polares.

Huracán Isaac 2012
Dos formaciones de ciclones tropicales: la tormenta tropical Isaac y la Depresión tropical 10 (2012). Es notable la diferencia en organización de las nubes mediante esta foto del satélite. (NOAA)

Un huracán es parte de la familia de los ciclones tropicales. Cuando la nubosidad y vientos se organizan en circulación espiral alrededor de un centro definido de baja presión, con tronadas o tormentas eléctricas concéntricas alrededor de ese centro, se ha formado un ciclón tropical. El ciclón tropical se puede clasificar en Depresión Tropical, Tormenta Tropical y Huracán. Si los vientos del ciclón tropical no superan las 38 mph, el ciclón se conoce como DEPRESIÓN TROPICAL. A las depresiones tropicales se le asignan números en secuencia, por ejemplo, depresión tropical 6. Si el sistema cobra fuerza con vientos entre 39 a 73 mph, se conoce como TORMENTA TROPICAL. Al alcanzar categoría de tormenta tropical, se le asigna un nombre para identificarlo (por ejemplo, la tormenta Ernesto) el cual continua por el resto de la vida de ese ciclón. Cuando los vientos alcanzan 74 mph o más, y se observa un centro definido u ojo, entonces se ha formado un HURACÁN.

Huracan Katrina 1995
Huracán Katrina en 1995 mientras azotaba como categoría 3 a Luisiana y Mississippi. (NOAA)

En un huracán los vientos rotan alrededor de un centro en contra de las manecillas del reloj (en el hemisferio Norte). Este centro de baja presión y relativa calma es conocido como el ojo del huracán. En este ojo, donde no existen nubes o al menos muy pocas, los vientos son leves, y la presión atmosférica es mínima. Sin embargo, el ojo está rodeado por una región conocida como la pared del ojo donde se encuentran los vientos y lluvias y tronadas más fuertes. Aquí es donde está localizado el mayor potencial de devastación del huracán. Bandas de nubosidad en forma de espiral rodean su centro hacia el exterior, y pueden producir lluvias y vientos localmente fuertes que preceden la llegada del huracán. Estas tronadas que se encuentran en las bandas de espiral son relativamente menos intensas que las que se encuentran en la pared del ojo.

Sistema de Alta Presión del Atlántico (Subtropical Ridge)
El Sistema de Alta Presión del Atlántico (Subtropical Ridge) guía con un gran 'río' de aire o vientos a los ciclones tropicales hacia el oeste y noroeste. (NOAA)

El movimiento de los huracanes está determinado por el flujo de vientos que predomina en la atmósfera en ese momento dado. En el Atlántico, estos fenómenos se mueven dentro del Sistema de Alta Presión de la Bermuda. De acuerdo a la intensidad y dirección de los vientos dentro de este Sistema de Alta Presión, y fenómenos como vaguadas o frentes que pueden hace desviar al sistema y tomar rumbo más hacia el norte, dependerá la trayectoria final que lleve el huracán. Determinar el flujo de vientos total de la baja, media y alta tropósfera es crucial para el movimiento futuro de los huracanes.

 

 

Huracán George 1998
Huracán Georges acercándose a Puerto Rico el 21 de septiembre de 1998 (NOAA)

Nombres

La idea de dar nombres exclusivamente femeninos fue resultado de la novela de George Stewart, Tormenta, en 1941, y fue adoptada por los meteorólogos militares para dar uniformidad a los nombres de los ciclones, además que usar nombres cortos hacía más fácil comunicarlos, especialmente entre el público, las agencias de gobierno y los medios de comunicación de la región. Debido a las protestas de grupos feministas en la década de los 70, esta práctica de nombres femeninos para los huracanes fue eliminada.

Entonces, desde el 1979, el Servicio Nacional de Meteorología comenzó a dar nombres femeninos y masculinos alternamente tales como David, Elena, Federico, Gloria, etc. Las listas se componen de 21 nombre y no incluyen nombres que comiencen con las letras Q, U, X, Y o Z pues no hay suficientes nombres comenzando con estas letras, además que no se forman tantos huracanes en el Atlántico. Los nombres que se usan son de origen de los idiomas de la región (en el Atlántico se utiliza el español, francés e inglés). En el caso de que haya más de 21 sistemas nombrados, se utilizan las letras del alfabeto griego (Alpha, Beta, etc.).

Las listas de nombres que se usan año tras año son determinadas por la Organización Meteorológica Mundial y estas listas rotan o son repetidas cada 6 años, es decir, los nombres usados en el 2012 se vuelven a usar en el 2018. Sin embargo, los nombres de huracanes significativos como los de Hugo, Andrew, Luis, Georges, Sandy y Mitch entre otros, son eliminados permanentemente de las listas y sustituidos por nombres nuevos. La decisión de reemplazar nombres es tomada por el Comité de Huracanes de la Región IV de la Organización Meteorológica Mundial, basado en los daños que causó el fenómeno o si fue un huracán excepcional meteorológicamente hablando.

La palabra huracán se usa en la zona del Caribe y Atlántico Norte. En otras áreas como, por ejemplo, en el Pacífico, a los huracanes le llaman tifones, y le conocen como ciclones en el Océano Índico y al sur del Ecuador. Al fin y al cabo, son todos los mismos fenómenos atmosféricos.

La palabra “huracán” tiene sus raíces indígenas en el Caribe por el dios taíno “JURAKAN” el cual era el dios de los vientos fuertes y malos espíritus. Anteriormente, en Puerto Rico, se seguía la tradición cristiana del catolicismo de bautizar los huracanes con el nombre del santo principal del día en que azotaban. Los temporales, como se conocían entonces, tenían nombres como San Felipe, San Ciprián y San Ciriaco por mencionar algunos. Pero seguir la trayectoria de los mismos por los historiadores era sumamente difícil y confusa, ya que si un huracán azotaba a Puerto Rico y Cuba, éste no llevaba el mismo nombre.

Nombres de los Ciclones Tropicales-Cuenca del Atlántico

ALFABETO
2012 2013 2014 2015 2016 2017 GRIEGO
Alberto Andrea Arthur Ana Alex Arlene Alpha
Berly Barry Bertha Bill Bonnie Bret Beta
Chris Chantal Cristobal Claudette Colin Cindy Gamma
Debby Dorian Dolly Danny Danielle Don Delta
Ernesto Erin Edouard Erika Earl Emily Epsilon
Florence Fernand Fay Fred Fiona Franklin Zeta
Gordon Gabrielle Gonzalo Grace Gaston Gert Eta
Helene Humberto Hanna Henri Hermine Harvey Theta
Isaac Ingrid Isaias Ida Ian Irma Iota
Joyce Jerry Josephine Joaquin Julia Jose Kappa
Kirk Karen Kyle Kate Karl Katia Lambda
Leslie Lorenzo Laura Larry Lisa Lee Mu
Michael Melissa Marco Mindy Matthew Maria Nu
Nadine Nestor Nana Nicholas Nicole Nate Xi
Oscar Olga Omar Odette Otto Ophelia Omicron
Patty Pablo Paulette Peter Paula Philippe Pi
Rafael Rebekah Rene Rose Richard Rina Rho
Sandy Sebastien Sally Sam Shary Sean Sigma
Tony Tanya Teddy Teresa Tobias Tammy Tau
Valerie Van Vicky Victor Virginie Vince Upsilon
William Wendy Wilfred Wanda Walter Whitney Phi
Chi
Psi
Omega

Deja tu comentario