Áreas de Formación

Zonas de Desarrollo Ciclónico
Zonas de desarrollo ciclónico a través del mundo. (NOAA)

Regiones de Desarrollo

Los huracanes se forman sobre las aguas tropicales entre verano y otoño del hemisferio Norte. Se conocen en todas las zonas marítima tropicales del hemisferio norte, y en el hemisferio sur en las secciones este y oeste del Océano Indico Sur y en la sección oeste del Océano Pacífico Sur, al este de Australia. Existen solamente dos sectores oceánicos donde no es común los ciclones tropicales, ambos localizados en el hemisferio sur: el Océano Atlántico Sur y el sector este del Pacífico Sur.

Historical Hurricane Tracker
Usando el 'Historical Hurricane Tracker' de NOAA puedes observar las trayectorias de ciclones tropicales entre África y el Caribe. (NOAA)

Los ciclones de peligro para Puerto Rico se originan en la región al este de las Antillas Menores, entre las latitudes 10ºN y 18ºN. Este sector es el más importante en frecuencia de ciclones tropicales en el Océano Atlántico, y se le denomina como la Región de Desarrollo Principal de Ciclones. Los huracanes que se forman en la región oeste del Caribe, en el Golfo de Méjico y las Islas Bahamas se mueven generalmente hacia el norte y en su mayoría no son de peligro para Puerto Rico.

Ondas Tropicales
Las ondas tropicales surgen como áreas nubosas pero desorganizadas de la costa oeste de África hacia el Atlántico. (NOAA)

Por lo general, los huracanes se forman de disturbios conocidos como las ondas tropicales. Estas ondas son áreas desorganizadas de mal tiempo las cuales se originan en África. Alrededor de 100 ondas tropicales se forman durante los meses de la temporada de huracanes. De éstas, sólo 10 en promedio se convierten en tormenta tropicales, y sólo 6 en huracanes. También, un frente frío o vaguada estacionaria en el Atlántico o Golfo de Méjico pueden dar origen a un ciclón tropical o ciclón subtropical.

Flujo de Vientos
En ocasiones el flujo de vientos prevaleciente en la atmosfera desvía los ciclones tropicales de las Antillas, y se mantienen en el océano. (NOAA)

El proceso exacto de cómo se forman los huracanes todavía no se entiende bien y permanece bajo investigación. Tiene que darse en la naturaleza una mezcla precisa de vientos, bajas presiones y una alta temperatura del océano entre otros, para dar paso a formar un huracán.

Receta para un Huracán

Los huracanes se forman e intensifican sobre regiones del océano, y requieren de:

  • Temperaturas de la superficie del mar por lo menos de 81º F por una gran profundidad en el mar (cerca de 100 pies de profundidad)
  • La influencia de la rotación de la tierra para iniciar una circulación giratoria (el efecto de Coriolis). Por lo tanto, debe formarse a una latitud mayor de 5ºN o ºS.
  • Amplia humedad en los niveles medios de la atmósfera.
  • Viento cortante vertical débil.
ADF-Foto-5
Requisitos naturales del océano y la atmósfera para formar un ciclón tropical (COMET)

Los ciclones tropicales que se forman en el área tropical del Atlántico, entre las Antillas Menores y la costa de África, se desplazan usualmente en dirección de este a oeste. Al aproximarse al área del Caribe y Golfo de Méjico tienden a moverse hacia el norte. Estos se mueven a velocidades de traslación entre 10 y 15 mph. El periodo de vida de un ciclón tropical es de 7-10 días. Su fuerza se disipa cuando entran a tierra o cuando el fenómeno se mueve sobre aguas frías en las latitudes más al norte. Básicamente, al perder la fuente de humedad, el huracán pierde su “gasolina”  y desaparece como entidad ciclónica.

Leave a Comment